jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Alguien al otro lado?

Como pudo sacó fuerzas y agarró la bicicleta. Llovía. La carretera estaba empantanada y el trayecto iba a ser largo. No había de otra. Pedalear. Al menos 20 minutos sin pausa, para no correr peligro.